+34 652 33 91 85 info@sastrespa.com

La obsesión de la fuerza: No puedo evitar pegarle a la bola

La obsesión de la fuerza: No puedo evitar pegarle a la bola

Una semana más, los compañeros de PadelGood nos vuelven a ofrecer una serie de consejos y recomendaciones, con los que pretenden ayudarnos tanto a mejorar como a disfrutar al máximo dentro de la pista de nuestro deporte favorito.

Padel World Press .- En esta ocasión, nos dejarán con un artículo en el que Juan Galiano nos habla sobre uno de los aspectos fundamentales para tener éxito tanto en el pádel como en cualquier otro deporte… Saber cuándo y por qué golpear fuerte a la pelota puede significar la diferencia entre ganar o perder un punto, entre ganar o perder un partido…

No te pierdas este enriquecedor reportaje… ¡¡Qué lo disfrutes y aprendas!!

“Es común que las personas que empiezan a jugar piensan que cuanto más fuerte le peguen a la bola mejor, ya que al rebotar en el cristal, ésta saldrá disparada y el contrario no será capaz de alcanzarla. Sin embargo, eso es un error ya que en cuanto el rival sepa defenderse mínimamente sabrá que la bola rebotará mucho y, de manera automática, esperará la bola lo más lejos del cristal para poder golpear con facilidad.

Es obligación de los profesores asesorar correctamente al alumno sobre este tema y hacerle ver que es inútil pegarle sin sentido… Es función de los profesores enseñar al alumno a elegir el golpe correcto en cada momento y, a mi entender, eso es algo tan o más importante que enseñar la técnica en sí.

¿Cuándo pegarle a una bola?

Desde mi punto de vista hay varios momentos para pegar a la bola eficientemente:

  1. Para definir el punto:

Cuando nos tiran un globo corto es el momento idóneo para pegarle a la bola.

Cuando nos tiran un globo no muy pasado y vemos que el rival se pega al cristal de fondo… Y es que, aunque el remate no sea muy bueno, no tendrá reacción para devolver la pelota.

  1. Aunque no se defina el punto:

Podemos pegar para sorprender a la pareja rival o para intentar descolocarla un poco si tras varios puntos seguidos nos están tirando globos y nosotros sólo jugamos bandejas. La finalidad en estos momentos es hacer pensar a los rivales y que no se encuentren cómodos defendiendo.

Aprender a elegir el momento de pegarle a la bola, nos hará ganar confianza en nuestro juego y sumará un granito de arena para que al final del partido, éste pueda caer de nuestro lado.

Fuente;

Juan Galiano”. http://padelworldpress.es/

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *